Yo también soy maricón (por Juan D. Gómez)

Juande

Juan D. Gómez

Dicen los defensores de que el AVE llegue cuanto antes a nuestra provincia, que somos los más alejados en comunicación ferroviaria de la capital del Reino. Sin embargo, desde hace un par de días, Madrid y Almería están más cerca que nunca, unidas por una cuerda que aprieta con tanta fuerza que hace brotar la sangre: la homofobia.

Dos ciudades, cuatro jóvenes y el mismo delito: profesar muestras de cariño en público a sus respectivos compañeros. En España, en 2015, los homosexuales ya no tienen que correr delante de las fuerzas de seguridad; ahora tienen que hacerlo delante de niñatos que se creen con el derecho de velar por una moralidad selectiva y totalmente irracional, la misma que asesina a ex novias que consiguen rehacer sus vidas y vivir en paz, la que educa a nuestros niños en “lo masculino” y “lo femenino” y señala a quien se sale de esa delimitación absurda de lo que un hombre “debe” ser.

EL MACHISMO QUE NO SE VE (por Mar Verdejo Coto)

Mar Verdejo Coto

Mar Verdejo Coto

Esta Feria, las mujeres, deberíamos de tomarla desde otra perspectiva, con otra actitud. Y como dicen los versos del “Poema de los átomos de Rumí: “baila como si nadie te estuviera mirando/…/ canta, como si nadie te hubiera oído”. Eso sí, esta vez para ir más fresquitas, si nos apetece, podríamos ir hasta con las bragas en la mano: ante la falta de responsabilidad y coherencia de la clase política en sus declaraciones no nos queda otra que combatirla sin silencio. Luego posarán ante los medios en los asfixiantes silencios ante las instituciones: Tolerancia cero a la violencia de género.
Sigue leyendo

EL BOSQUE HABITADO Y ALMERÍA (por Mar Verdejo Coto)

Mar Verdejo Coto

Mar Verdejo Coto

La Comunidad del Bosque vino de nuevo al Sur. La primera vez lo hizo inspirada por Ulises y atravesando el desierto, como escribió el poeta José Ángel Valente en los primeros versos que dicen: “Cruzo un desierto y su secreta/ desolación sin nombre”; regresaron a nuestra humilde tierra; esta vez con otros ojos. Caboteamos entre las olas del mar, por montañas y dunas; fuimos conversando con el paisaje árido estival, ofreciendo el ADN mitocondrial del que nos nutrimos sus hijos, reconciliándonos con la desnudez obscena con la que se muestra; descubriendo la gran biodiversidad que se cobija en su regazo.
Sigue leyendo

Estamos ahogando nuestros Océanos (por Antonio J. Ibáñez)

Foto Antonio IbañezNuestra ciudad Almería tiene lugares muy bonitos, como el Cable Inglés, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural de Andalucía, el paseo marítimo o las playas de las que podemos disfrutar en nuestra provincia. Sentarte a tomar un helado en los bancos con tu pareja. Ir a la playa, disfrutar de la puesta del sol.
Pero para disfrutar de Almería, también hay que cuidarla. Desde que ha empezado este verano llevo observando horrorizado como la playa necesita que semana tras semana un camión salga a recoger la basura que se deja la gente. En mi familia, me enseñaron a respetar a la gente que convive a tu lado, me enseñaron a que si te llevas algo a la playa o a la montaña, te lo vuelves a llevar de vuelta porque no pertenece a ese lugar. Hablo del plástico, de las latas y de las colillas. Es algo triste que la gente no sepa cuidar de nuestros entornos más emblemáticos. Pero esto es un problema que va más allá y no es exclusivo de los almerienses.
Sigue leyendo

DENUNCIA EL MALTRATO Y LLAMA AL 016 (por Mar Verdejo Coto)

Mar Verdejo Coto

Mar Verdejo Coto

Perdonen que les moleste en vacaciones pero quizás no se hayan dado cuenta: NOS ESTÁN MATANDO. Llevamos un verano de terror, pero quiero recordarles que en la última década, en nuestro país, han asesinado a 1362 mujeres y 44 menores. En lo que va de año los asesinatos ascienden a 24 mujeres y 6 menores por violencia machista. En los últimos siete días dos padres han asesinado a cuatro hijos. No hay palabras para describir todo el dolor que producen estos asesinatos y el silencio de la sociedad, con la complicidad de los medios de comunicación y de los políticos.
Sigue leyendo

ÚLTIMA LLAMADA (por Mar Verdejo Coto)

Mar Verdejo Coto

Mar Verdejo Coto

Hay una primavera silenciosa que está empezando a propagarse por el mundo entero y que empieza a tener conciencia de que esto es más que una crisis económica y de régimen: es una crisis de civilización.

Nuestra cultura tiende a simplificarlo todo pero aún así los mensajes que se están lanzando, como el del Papa Francisco en su encíclica, Laudato si, son complejos y tenemos que hacer el esfuerzo de estudiarlos y digerirlos porque hay que hacer una lectura radical de lo que está pasado: radical, en su sentido literal es ir a la raíz. Francisco ha decidido llamar por su nombre al agente desencadenante: el capitalismo que es el modelo económico basado en el lucro a corto plazo. Y este modelo de consumo ha conseguido agotar los recursos naturales y energéticos además de romper los equilibrios energéticos de la Tierra, y que sólo ha conseguido enriquecer aún más a las élites en su avaricia de lucro individual. En el siglo XXI, nos enfrentamos a un gran reto en el que se nos plantea una de las rupturas más profundas de la humanidad; y tenemos que ponernos manos a la obra, aunque sigamos anhelando la normalidad en la que vivíamos sobre el 2005. Seguramente pensaremos que antes estaba todo bien pero llegaron: la Reforma Laboral, los recortes en Educación, Sanidad, etc. y el ataque tan severo que han sufrido nuestros derechos con la llamada “Ley Mordaza”. Sigue leyendo

MARE PLASTICUM (por Mar Verdejo Coto)

Mar Verdejo Coto

Mar Verdejo Coto

Escribo otra vez sobre el mar, ya que estas mal llamadas olas de calor no nos dan tregua y las noches a treinta grados no nos dejan otra escapatoria que ir a darnos un baño nocturno para intentar conciliar el sueño. A estas horas la zona de la playa bulle, y en la arena se concentran grupos de pescadores, jóvenes, familias y algún noctambulo y noctambula. Tener el mar a un salto de chancletas es lo que tiene, puedes ir y volver casi sin pensarlo.

Y aunque suenen idílicas estas cálidas y tórridas noches de verano, al final te vas con un cabreo descomunal a la cama porque todas las calles que bajan en el Zapillo hasta la playa están sucias, malolientes y descuidadas. Una vez que consigues llegar a la arena de la playa el espectáculo es dantesco si lo has hecho antes de que pasen sin desfallecer las máquinas limpiadoras. El paisaje de la playa es como el de un naufragio dantesco de basura: plásticos, latas, colillas, papeles, restos de comida, botellas de vidrio y plásticos, y cualquier otra cosa que pudiéramos imaginar allí se exhiben descaradas sobre la arena. Cuando nos sumergimos en el mar no son tiburones, ni delfines, ni medusas, ni cualquier otro habitante del mar el que nos roza; el peligro es otro: restos de nuestra propia basura nos acechan y nos dan sobresaltos. Y si no nos ha matado del susto, nos matará porque el plástico mata.

Sigue leyendo

BUSCO PECES: RAZÓN AQUÍ (por Mar Verdejo Coto)

Mar Verdejo Coto

Mar Verdejo Coto

Envuelta aún en la ola de calor a la que no llaman por su nombre: cambio climático; ando en un submundo en el que no sé si podré escribir.  A la orilla del mar almeriense las olas traen mensajes desalentadores:

Angela Merkel se muestra tal y como intuimos que son nuestros gobernantes: ante el llanto de una niña palestina que iba a ser deportada junto a su familia, estuvo gélida, inmutable y pétrea. El futuro de los que sufren no les conmueve y no les importa jugar con la esperanza de aquellos que intentan tener una vida mejor. ¿En manos de quién estamos? En cambio, cuando la banca se comporta como “Neptuno devorando a sus hijos”, se conmueven y no les importa vendernos y ser aún más esclavos de los que siempre ganan. Otra ola trae hasta mis pies una cifra terrible: desde el 2015 ha habido cincuenta feminicidios y asesinatos de mujeres. Silenciados perversamente, porque lo que no se nombra no existe, por los medios y la clase política putrefacta. No quiero más minutos de silencio, como dice mi amiga Rita Alcalde –de la Red Equo Mujeres-, en las puertas de vuestros despachos para que os podáis hacer una foto que es una pura farsa sobre las leyes y medidas que aprobáis para que no nos sigan matando. La próxima vez que salgáis a hacerla en silencio, acordaros que sois cómplices de nuestras muertes.  Sigue leyendo

Guerra Abierta contra la Movilidad Sostenible (por Antonio J. Ibáñez)

Antonio Ibáñez, Equo Almería

Con la reciente implantación del PAB en Almería, salta a escena el concepto de movilidad sostenible. Es un término bonito que suena bien, ¿pero sabemos lo que realmente es, o solo creemos que es poner carriles bici por toda la ciudad? La movilidad sostenible, en mi opinión, es algo difícil de acometer en una ciudad con una ordenanza que data de 2004.

La movilidad sostenible supone la creación de una infraestructura en la ciudad para que la ciudadanía, debido a la combinación de transporte público, bicicleta y andar, no necesite del transporte privado para desplazarse por la ciudad o esta necesidad se reduzca a la mínima expresión. Con un significativo descenso de emisiones de carbono a la atmósfera y a la menor dependencia energética exterior. Como ejemplo podemos ver este vídeo creado por la Comisión Europea sobre movilidad sostenible que explica bien como nos hemos acostumbrado al uso del coche.

En otras ciudades, también españolas, este tipo de planes están en marcha desde hace tiempo e incluso se han conseguido premios a nivel europeo. Pero en Almería, una ciudad pequeña, el único plan real que hemos visto es el carril bici que se está construyendo.
Sigue leyendo

¿Y AHORA QUÉ? (por Mar Verdejo Coto)

Mar Verdejo Coto

Mar Verdejo Coto

Ante las próximas elecciones generales, la ciudadanía tiene otra oportunidad para transformar. Las elecciones municipales han puesto de relieve experiencias tales como: “Ahora Madrid”, “Barcelona en Comú” además del resto de mareas ciudadanas y candidaturas de confluencia que nos han mostrado el camino para dibujar un horizonte colectivo.

Tenemos una nueva oportunidad para recuperar la política. Las candidaturas de confluencia han demostrado en las últimas elecciones que “uno más uno es mucho más que dos”, dice Juan López de Uralde coportavoz federal de EQUO. La unión de la diversidad es necesaria para encontrar respuestas a los desafíos. La política formal y los partidos tradicionales no tienen las claves para tomar el nuevo el rumbo. La inteligencia colectiva, la unión de fuerzas, la cooperación política son las claves para que vuelva a latir el corazón de la ciudadanía, que sueña con un cambio ante la crisis social, económica y medioambiental ante la que nos encontramos. “No estamos condenados –aislados y solitarios- a buscar nuestras propias soluciones y salidas ante la falta de perspectiva compartida y una esperanza en común”, dice Antoni Gutiérrez-Rubí, asesor de comunicación. Inés Sabanés, concejala del Ayuntamiento de Madrid, insiste en que el éxito para confluir es reconocer el espacio político de cada uno, más allá de las siglas y de los egos. Nos estamos jugando el futuro de las generaciones venideras. Muchas son las voces que se están aglutinado bajo la invitación a la confluencia, para Ahora en Común: “Es necesario recuperar la soberanía, regenerar y profundizar la democracia, restituir la decencia y la transparencia en el ejercicio de la función pública, defender la universalidad de los derechos humanos (educación, sanidad, alimentación vivienda y trabajo) y establecer la dignidad, la igualdad, la sostenibilidad, la participación y la justicia como principios rectores de la nueva política que exigen los retos y oportunidades del siglo XXI.”

Sigue leyendo